GDM

Cómo cambiar el idioma o idiomas disponibles en un sistema basado en Debian

La selección del idioma o idiomas disponibles en un sistema basado en Debian es uno de los primeros pasos a dar durante la instalación de este sistema operativo en cualquier máquina. Sin embargo, es posible que posteriormente necesitemos cambiar el idioma por defecto o añadir nuevas lenguas para que estén disponibles. Por ejemplo, cuando deseamos afinar o limpiar un sistema heredado que no hemos instalado nosotros/as, o cuando el sistema va a ser usado por personas que desearían usar idiomas no contemplados durante la instalación. En este caso de ejemplo, partiremos de la siguiente instalación:

  • Inglés estadounidense (3)
    • en_US
    • en_US.ISO-8859-15
    • en_US.UTF-8
  • Español de España (3)
    • es_ES
    • es_ES.UTF-8
    • es_ES@euro

El objetivo será dejar el sistema con el español de España (sólo UTF-8) como idioma por defecto y el asturiano (sólo UTF-8) como disponible para aquellos/as usuarios/as del sistema que deseen emplearlo:

  • Asturiano (1)
    • ast_ES.UTF-8
  • Español de España (1)
    • es_ES.UTF-8

Para empezar, abrimos un terminal e iniciamos sesión como root:

$ su -

Tras introducir la contraseña de root, debemos instalar el paquete locales (si ya está instalado nos saltamos este paso):

# apt-get install locales

Ahora lanzamos el asistente de configuración de locales:

# dpkg-reconfigure locales

Este asistente nos mostrará una lista de selección de todos los idiomas disponibles para nuestro sistema:

Configuración de 'locales' en Debian, primer paso.
Configuración de ‘locales’ en Debian, primer paso.

Truco: En este tipo de asistentes de configuración, para movernos por los menús usamos las teclas de posición (las flechas) para movernos, la barra espaciadora la usamos para marcar y desmarcar, el tabulador (Tab, la tecla que está justo encima de Bloq Mayús) la usamos para saltar de la lista de selección a los botones disponibles y la tecla Intro se usa para aceptar la selección.

En nuestro caso marcaremos ast_ES.UTF-8, desmarcaremos los tres en_US y desmarcaremos es_ES ISO-8859-1 y es_ES@euro ISO-8859-15 dejando marcado es_ES.UTF-8. Una vez marcados los idiomas deseados y desmarcados los que nos resulten prescindibles, aceptamos (<Aceptar>). En el siguiente paso del asistente deberemos seleccionar el idioma que se usará por defecto. En nuestro caso, el español de España:

Configuración de 'locales' en Debian, segundo paso
Configuración de ‘locales’ en Debian, segundo paso.

Ahora nos dará el resultado de la reconfiguración de idiomas:

Generating locales (this might take a while)...
ast_ES.UTF-8... done
es_ES.UTF-8... done
Generation complete.

A partir de aquí, cada usuario/a puede seleccionar cualquiera de los idiomas disponibles en la ventana de inicio de sesión del entorno de ventanas (Gdm, Ligthdm, etc.).

Detalles de la codificación de caracteres: ISO 8859-1 es una norma de la ISO que define la codificación del alfabeto latino, incluye los diacriticos (como letras acentuadas, ñ, ç), y letras especiales (como ß, Ø), necesarios para la escritura de las siguientes lenguas originarias de Europa occidental: Afrikaans, alemán, aragonés, catalán, danés, escocés, español, feroés, finés, francés, gaélico, gallego, inglés, islandés, italiano, neerlandés, noruego, portugués, sueco y vasco. También conocida como ISO Latin 1. ISO 8859-15 es la parte 15 de ISO 8859. Es similar a ISO 8859-1 pero sustituye algunos símbolos poco comunes por el símbolo del euro y algunos otros caracteres que faltaban. Codifica los caracteres con 8 bits y puede usarse para representar el alfabeto y otros caracteres importantes para almacenar textos en: Inglés, francés, alemán, español y portugués (entre otros idiomas de Europa occidental). También conocida como ISO Latin 9. UTF-8 (8-bit Unicode Transformation Format) es una norma de transmisión de longitud variable para caracteres codificados utilizando Unicode. Usa grupos de bytes para representar el estándar de Unicode para los alfabetos de muchos de los lenguajes del mundo. Personalmente, es la única codificación de caracteres que recomiendo para nuevas instalaciones.

Miguel Menéndez

Administrador de sistemas, auditor de redes y seguridad.